Como vestirse para una entrevista de trabajo

publicado en: featured, Personal Shopper Blog | 0


Si estás buscando trabajo, no olvides que tu manera de vestir es tu carta de presentación y que aportarás más información sobre ti de lo que te imaginas.
La persona que te entrevista ya tiene tu CV por tanto lo que le queda es evaluar tu imagen personal. Tu actitud y tu imagen marcarán la diferencia y te posicionarán para ser el candidato/ta al puesto de trabajo. No lo estropees!
A través de tu imagen se pueden hacer una idea de cómo eres y de cómo trabajas. Te aconsejamos que no falles a la hora de elegir las prendas de vestir y los complementos.

Tal vez, no deberíamos ser valorados y juzgados por nuestra forma de vestir, pero todos sabemos que es así. Si nos fijamos en la mayoría de las ofertas laborales se pide buena presencia. No caigas en el error de pensar que te aceptarán tal y como eres, ten en cuenta que habrán más candidatos al puesto igual o mejor preparados que tú, pero será tu manera de vestir la que determinará que tu entrevistador/ra se decante por ti.

Qué me pongo? Traje formal? De color oscuro o claro? De pantalón o falda? Puedo ir con pantalón y camisa? Tejano y camisa? Me pongo corbata?
Estas son algunas de las preguntas que suelen surgir ante una entrevista.

Anteriormente puede que lo tuviéramos más fácil tanto hombres como mujeres, porque en el caso de las mujeres sólo teníamos que elegir entre el traje sastre en falda o pantalón dependiendo de lo femeninas que quisiéramos parecer y los hombres en traje oscuro y con corbata, pero hoy en día los trajes han evolucionado mucho y tenemos variedad en estas prendas para elegir y lo mejor que podemos hacer es disfrutar vistiéndonos.

Por lo tanto, antes de acudir a una entrevista de trabajo considera estos consejos:

    • Infórmate sobre la empresa, su filosofía, su misión, el sector, etc., y al puesto al que te estás presentando.
    • *Saber si es una empresa tradicional, creativa, innovadora, o vanguardista.
    • Averiguar si tienen un protocolo al vestir (Hay algunas que te lo facilitarán)
    • Unos días antes de la entrevista, date una vuelta por la empresa para fijarte cómo van vestidos las personas que entran y salen de ella.
    • Debes elegir prendas de vestir que mejor destaquen tus cualidades personales, en cuanto al color, líneas y formas.
    • Tu vestimenta debe ser cómoda, no te arriesgues estrenando un traje, unos zapatos o llevando una camisa incómoda (la botonera en el caso de las mujeres a la altura de los senos y en el vientre en el caso de los hombres, por ejemplo)
    • Debes evitar llevar colores parecidos a la tonalidad de tu piel, perderás fuerza al comunicar.
    • Evita los excesos, prendas demasiado ceñidas o cortas, transparentes o brillos
    • Si a tu fondo de armario no le hace falta de nada y recursos para vestir no te faltan, evita dar la imagen de que no te hace falta el trabajo, evita las ostentaciones
    • No abandones nunca tu higiene personal (dientes cepillados, aliento fresco, manos cuidadas, pelo arreglado, afeitado correcto, …)
    • Evita los aftershave, las colonias y desodorantes de fragancia muy fuerte ya que puede molestar a tu entrevistador
    • Dependiendo del puesto de trabajo, no olvides el maquillaje.
    • Evita llevar joyas, como brazaletes, collares o cinturones, algunos son ruidosos, al principio causarán curiosidad pero después se harán insoportables y además puedes distraer la atención de tu entrevistador/ra y perderás credibilidad
    • Las prendas que lleves deben tener un buen aspecto y en buen estado (ropa limpia, zapatos impecables, gafas relucientes)
    • Cuida la presentación de la documentación que tengas que aportar y por último,
    • Ve a la entrevista con el convencimiento de que vas vestido correctamente, eso te aportará seguridad en ti mismo y te permitirá convencer a quien te entreviste.

*Referente a este punto, es muy importante antes de elegir prendas, saber qué tipo de empresa es. No seria correcto que te presentaras a la entrevista con ropa informal (camiseta, tejanos y zapatillas), si la empresa es una financiera o ir vestido como si fueras a una boda, si la empresa es creativa.

Recuerda: Tu imagen es tu carta de presentación!